ARTÍCULOS SOBRE TECNOLOGÍA

Llegó el momento de mirar hacia adelante

La resiliencia y la flexibilidad son dos rasgos fundamentales que han caracterizado a los empresarios exitosos de todo el mundo, pues siempre hay momentos complicados o que plantean retos; sin embargo, al contar con la tecnología como acelerador de estas dos cualidades, las organizaciones siempre estarán listas para enfrentar cualquier situación inesperada y salir fortalecidas.

El difícil escenario actual al que nos enfrentamos fue propiciado por la emergencia sanitaria que supone la pandemia de COVID-19, pero a menor escala, la interrupción del negocio puede ser ocasionada por muchos otros factores: la presencia de un competidor inesperado, un cambio generacional en los clientes y empleados, alguna nueva legislación e incluso un desastre natural y, en todos los casos la flexibilidad y la resiliencia serán fundamentales para enfrentar cualesquiera de estas situaciones.

Ante el confinamiento actual, algunas tecnologías como los escritorios virtuales, las videollamadas y las teleconferencias, se han vuelto muy populares entre los integrantes de toda la familia —sin importar la edad— y su uso sin lugar a dudas modificará la manera en que trabajamos y nos comunicamos, tal como aseguró Octavio Camarena, Director General de KIO Application Management, durante el evento “Tomémonos unos minutos”, llevado a cabo el pasado 23 de abril en una sesión online, presentada por Rogelio Rocha, Director Regional de KIO Networks Bajío Occidente Noroeste.

En cuanto a la capacidad de adaptarnos y ser más eficientes, la resiliencia nos aporta ese ímpetu para que la operación se mantenga, y aquí la automatización es una tendencia que llegó para quedarse, subrayó Camarena.

De hecho, un concepto tan interesante como Robotic Process Automation (RPA) un software que se ejecuta dentro de las plataformas que muchas empresas ya utilizan, como Enterprise Resource Planning (ERP), Customer Relationship Management (CRM), e-mail o una plataforma bancaria, y se encargan de realizar procesos repetitivos y estandarizados con la ventaja de volverlos más rápidos: estos asistentes virtuales son capaces de realizar las actividades de entre tres y cinco personas cada uno, sin olvidar que trabajan las 24 horas los siete días de la semana durante todo el año, y sin cometer errores.

 

Otras opciones

Un tema que se ha vuelto parte fundamental de la resiliencia empresarial es el eCommerce, pues es una manera de mantener las puertas abiertas de un comercio para que continúe ofreciendo sus productos y servicios. En este rubro, explicó Octavio Camarena, hay dos formas de hacerlo: aliarse con una plataforma de origen chino o norteamericano para que se encargue de la logística, el fulfillment (término que se utiliza para definir el proceso de recepción, empaquetado y envío de mercancía) y las formas de pago, a cambio de un porcentaje importante de la transacción.

La otra opción consiste en montar una plataforma digital propia, invertir para llevar tráfico a nuestra página y ser los responsables del fulfillment y de la parte de pagos. De acuerdo con el directivo de KIO Application Management, se trata de las dos caras de una misma moneda, y en medio hay algunos híbridos: lo relevante es establecer cuál de las dos opciones le hace más sentido a una organización y, para descubrirlo, lo mejor es contar con el apoyo de especialistas que ayuden a elegir lo más apropiado.

“Nuestra oferta al respecto se llama Klickness y se enfoca en incrementar los ingresos y la densidad de clientes de tu negocio. Cubre el ciclo de vida de una iniciativa de eCommerce: consultoría para establecer la estrategia y plataforma más adecuadas para cada negocio, infraestructura y administración de los centros de datos, así como un soporte tecnológico y funcional 24x7. Su principal ventaja es que permite a las empresas conocer y categorizar mejor a sus clientes, para así brindar una experiencia de compra excepcional que logre captar a nuevos compradores e incrementar las ventas”, puntualizó Camarena.

Otras alternativas tecnológicas a nuestro alcance para que, de manera muy rápida, podamos adoptarlas y seguir operando en esta nueva normalidad son la nube y la ciberseguridad. Y en estos rubros, tal como compartió José Fonseca, Director Comercial Enterprise de KIO Networks, es muy importante saber en qué etapa de transformación digital se encuentra una empresa y su nivel de migración a entornos cloud para obtener flexibilidad y adaptarse a cualquier circunstancia rápidamente, ya que, en voz del directivo: “Las cosas no volverán a ser como antes”.

“Será un nuevo escenario, ubicuo y de alta resiliencia. Por ejemplo, en la adopción de entornos de nube es fundamental analizar todas las plataformas que tenemos, nuestros sistemas legados, los sistemas corporativos y decidir cuáles trasladamos a entornos de nube privada y cuáles a nube de alta disponibilidad de misión crítica, cuáles pueden vivir en nubes públicas y cómo podemos lograr que todos los entornos trabajen de manera híbrida dentro de un CloudHub e interactúen, haciendo que nuestros negocios se vuelvan más elásticos para responder a los desafíos actuales y futuros”, expuso Fonseca.

 

¿Cómo hacerlo posible?

Cuando se cambia el entorno de trabajo, es fundamental proteger los perímetros y los dispositivos móviles con mecanismos de seguridad de rápida instrumentación, que sean desplegables a través de la nube, de alta eficiencia y pago por uso y costo-desempeño.

Si necesitamos transformar el modelo de trabajo de uno centralizado a uno más distribuido y queremos que los nodos de usuario queden seguros ante los ciberataques (que, dicho sea de paso, se han disparado de manera exponencial en fechas recientes), es de vital importancia contar con un aliado tecnológico que cuente con la mejor tecnología, y vale la pena cuestionarse si quizás llegó el momento de mover nuestras infraestructuras a centros de procesamiento de misión crítica y de alta disponibilidad, que nos permitan olvidarnos de ese tema y centrarnos en cómo seguir siendo operativos y exitosos dentro de nuestros negocios, compartió José Fonseca.

Todo este tipo de aplicaciones y la forma en la que estamos interactuando no sería posible sin los centros de datos: instalaciones especializadas que han sido diseñadas para garantizar de forma permanente el suministro de energía eléctrica, con aire acondicionado y sistemas contra incendios muy avanzados, lo cual permite que los servicios hospedados se mantengan sin interrupciones para los usuarios.

“En KIO Networks hemos sido pioneros desde hace 18 años en este país en montar infraestructura de misión crítica para hostear sistemas que requieren una gran robustez tecnológica que les permita seguir operando”, detalló Santiago Suinaga, Director de KIO Data Center Services, y puntualizó que: “Nuestros Data Centers de alta disponibilidad tienen redundancia en componentes, es decir: si alguno de ellos presenta una falla, un proceso de failover conmuta el sistema a otro componente y se continua el servicio de manera ininterrumpida, una alternativa que también es muy funcional cuando se llevan a cabo tareas de mantenimiento”.

En estos centros de datos también se crean ecosistemas digitales de sectores especializados, como banca, retail, proveedores de servicios cloud y contenido o empresas de telecomunicaciones que tienen centrales para dar servicio y soporte a sus usuarios. Esto permite realizar enlaces entre organismos e intercambio de información, pues al encontrarse todo en el mismo inmueble o ambiente físico, se establecen interconexiones o crossconexiones que sustituyen los enlaces de telecomunicaciones tradicionales, haciendo que la comunicación sea mucho más ágil, segura y con menos latencia.

Vale la pena resaltar que KIO Networks se ha dedicado a montar este tipo de infraestructura de clase mundial no solo en las ciudades más grandes de México: también cuenta con centros de datos distribuidos en diversas regiones, y el Bajío no es excepción.

 

Ejemplos palpables

Desde hace algunos años, anticipándose a la actual tendencia de nubes híbridas, KIO se dio a la tarea de invertir y construir lo necesario para convertirse en un hub de nubes. Esa es la razón por la que en sus centros de procesamiento hay presencia de todos los grandes proveedores de servicios de nube de Estados Unidos y Asia, estableciendo así varios ambientes híbridos.

“Por ejemplo, tenemos un banco de desarrollo del gobierno operando sistemas legado (core banking) en la Ciudad de México, y una buena parte de todos sus servicios, operan dentro de AWS (Amazon Web Services): ambos mundos interactúan de manera coordinada de forma que, para el usuario final, la experiencia que tienen de los servicios bancarios en dispositivos móviles sea totalmente transparente”, explicó José Fonseca.

A través de KIO, una empresa puede adquirir desde una pequeñísima máquina virtual hasta un gran ecosistema de servicios de nube, respaldado y asegurado con características de misión crítica de grado empresarial, y a través de ambas opciones dicha organización no solo puede ejecutar sus sistemas legados, sino también acceder a servicios multinube. En otras palabras, el tamaño resulta irrelevante, ya que brinda el mismo grado de tecnología de misión crítica y de alta disponibilidad tanto a una microempresa que a una gran institución o a una enorme instancia de gobierno.

Por otro lado, al ser un proveedor neutral, KIO establece contacto prácticamente con todos los carriers de telecomunicaciones que brindan servicio de conectividad en el país, tanto internacionales como nacionales, hospedados en sus centros de datos, lo cual permite intercambiar información de manera muy ágil. De hecho, existen tres Internet Exchange Points (IXPs) en el país, ubicados en CDMX, Querétaro y Mérida, y todos se encuentran hospedados en data centers de KIO.

“Al estar hospedados en nuestros centros de datos, muchos de los ecosistemas se pueden conectar a estos puntos de intercambio de tráfico de internet o tener muchas opciones de conectividad con distintos carriers, y como la información reside junto a donde están los hubs de comunicaciones, es mucho más inmediato”, añadió Santiago Suinaga.

En general, el rubro financiero se ha caracterizado por ser de los primeros que irrumpen en estos temas de transformación digital por eficiencia, productividad y costos, así como el sector de telecomunicaciones. Pero eventualidades como la actual contingencia sanitaria han hecho que todas las industrias, incluyendo instituciones educativas, PyMEs, restaurantes u hoteles, dirijan su atención a la tecnología como una alternativa que no solo brinda resiliencia, sino además flexibilidad y penetración.

 

Enfrentemos juntos el futuro

El objetivo de KIO consiste en ser un aliado estratégico de negocio para tu empresa. Nuestra experiencia de casi 20 años, aunada a la calidad de nuestro personal y al respaldo de nuestras certificaciones, son nuestras mejores cartas de presentación, sin olvidar que somos una compañía orgullosamente mexicana.

Interconectamos con más de 1,200 centros de salud, generamos más de 83.5 millones de trámites digitales, gestionamos el sistema de salud más grande de Latinoamérica, digitalizamos más de tres millones de actas de nacimiento, permitimos más de cinco millones de accesos en los últimos años, administramos más de 1,800 sistemas y plataformas y facilitamos la digitalización de certificados escolares: todo esto hospedado en nuestros 40 data centers.

Hoy deseamos ser tu puerta de entrada al futuro. Danos la oportunidad de conocernos mejor.

 

Blog

La aplicación del análisis predictivo en los negocios

La aplicación del análisis predictivo en los negocios

Descubre cómo el aprendizaje automático y las distintas técnicas de Big Data pueden predecir los puntos clave de tu negocio.

ver más

¿Qué es Data Management, y por qué es importante?

Las empresas que no entienden la relevancia de la gestión de datos, tienen menos probabilidades de sobrevivir en la economía moderna.

ver más

El valor del Big Data en los negocios

Las empresas que usan el big data tienen una ventaja competitiva sobre aquellas que no lo hacen.

ver más