DATA CENTER

¿Qué es Edge Computing?

La necesidad de tomar decisiones en tiempo real ha generado que muchas aplicaciones sean hipersensibles a la latencia.

Edge computing es un nuevo paradigma, en donde el procesamiento y almacenamiento de los datos que producen las aplicaciones ocurre lo más cerca posible al usuario. El término “Edge”, que significa borde, se refiere a llevar el cómputo al límite, de acercar sus beneficios a los usuarios.

Aunque el Cloud Computing desempeña un papel importante en la arquitectura de red y lo seguirá siendo para muchos escenarios, hay un crecimiento exponencial en la cantidad de datos que generan los dispositivos digitales, en especial con los dispositivos de internet de las Cosas (IoT) produciendo datos en tiempo real y las redes 5G, que están incrementando el ancho de banda disponible.

El modelo tradicional de procesamiento y almacenamiento de los datos en la Nube se está volviendo demasiado costoso y lento para cumplir con los requisitos del usuario final. Motivo por el cual se está dirigiendo la mirada a la computación en el borde (EDGE) que facilita el procesamiento de datos del dispositivo, al estar más cerca de la fuente.

En términos más simples: la Computación Edge significa ejecutar menos procesos en la Nube y mover esos procesos a lugares “locales” o “dispositivos Edge”, como en la computadora de un usuario, un dispositivo IoT o un servidor perimetral cercano. Llevar la computación al límite de la red (entiéndase como el punto más cercano posible al usuario) minimiza la cantidad de comunicación a larga distancia que tiene que ocurrir entre un cliente y un servidor.

Edge Computing permite a los consumidores de internet usar más aplicaciones y dispositivos conectados sin saturar la red, al utilizar el borde de la red para acercar los servicios al usuario. ¿Cúal es el borde? Puede estar ubicado en estaciones base, infraestructura perimetral y en Centros de Datos ultra reducidos. No significa que la Nube desaparecerá, sino que viene hacia nosotros y será común entonces que hablemos de Cloud Edge, nubes pequeñas en el borde.

Casos de uso de Edge Computing

Hay muchos sistemas y aplicaciones de internet de las cosas, bigdata e inteligencia artificial que se beneficiarían de un procesamiento más rápido. Pensemos en los asistentes de voz que se están volviendo populares: Alexa de Amazon, Google Home o Siri de Apple, son algunos de los ejemplos que nos han mostrado cómo lo que antes era inimaginable ya es una realidad instalada en muchos teléfonos y ahora en dispositivos para hogares. Todos estos estos generalmente necesitan resolver las solicitudes en la Nube, y el tiempo de ida y vuelta, puede ser muy notable.

Los asistentes tienen que procesar nuestra voz, enviar una representación comprimida a la Nube, que a su vez tiene que descomprimir esa representación y procesarla para analizar datos importantes. Entonces puede implicar la pregunta ¿Va a llover hoy? Lo que generará hacer peticiones a otra API en algún otro lugar para averiguar el clima y luego la Nube le envía al asistente la respuesta, para que este nos lo diga.

Otro caso de uso importante es mejorar la seguridad en la información y comunicaciones, ya que Edge Computing puede reducir la cantidad de sensores y dispositivos conectados a internet. Esto disminuye el potencial vector de los ataques de seguridad. El procesamiento local de datos reduce la cantidad de información confidencial y privada que se envía a través de una red.

Fog Computing

Fog Computing es el nombre de una tecnología Cloud donde los datos que generan los dispositivos no se cargan directamente en la Nube sino que se preparan primero en Centros de Datos descentralizados más pequeños. Fog Computing es de lo que hablábamos, usar una Nube más cercana al borde.

Con Fog Computing los datos se procesan dentro de un nodo o puerta de enlace IoT que se encuentra dentro de la LAN, en comparación con Edge Computing, donde los datos se procesan en el dispositivo o sensor sin ser transferidos a ningún lado.

Si pensamos en que la Nube (Cloud Computing) está en un extremo y un dispositivo de internet de las cosas está en el otro (por ejemplo un auto inteligente con sensores) Fog Computing está en medio de los dos.

En Fog Computing, los recursos para el almacenamiento y la preparación de los datos abandonan su “ordenador central” como la Nube Pública o el Centro de Datos y se distribuyen en una capa intermedia en la red por medio de Nodos Fog o unidades de preprocesamiento. Estos Nodos podrían estar en data centers más pequeños como los data centers modulares.

Notas populares

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4